Translate

viernes, 14 de mayo de 2010

Extraido de la novela SI de Thomas Bernhard




todo lo que ha de escribirse debe empezarse siempre
desde el principio e intentarse siempre de nuevo, hasta que
por lo menos una vez se logra de forma aproximada aunque
nunca satisfactoria. Y por inútil que sea, y por terrible y
desesperado que sea, hay que probar siempre de
nuevo cuando tenemos un tema que nos aflige siempre
y siempre con la mayor obstinación y no nos deja ya en
paz. Aún sabiendo que nada es seguro y que nada es
completo, debemos aun en medio de la mayor inseguridad
y de las mayores dudas, comenzar y proseguir lo que
nos hemos propuesto. Si siempre renunciamos antes
de haber empezado, caemos en definitiva y finalmente
no salimos ya de esa desesperación y estamos perdidos.
Lo mismo que cada día debemos despertar y comenzar
y proseguir lo que nos hemos propuesto, es decir,
tenemos que seguir existiendo porque sencillamente
tenemos que seguir existiendo, así, un propósito
como el de conservar un recuerdo tenemos que
comenzarlo y proseguirlo y no dejarnos desanimar
por el primer y, probablemente, siempre renovado
pensamiento de tener que fracasar en ese proyecto.
Todo fracasa. Al menos si tenemos la voluntad de
fracasar, avanzamos, y debemos tener siempre,
en todo y en todas y en cada una de las cosas,
al menos la voluntad de fracasar,
si no queremos perecer muy pronto…

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Autonomía

Vértices como calibres de dulzura Digo la huella del quijote Cuento lo que habla por mí Intento ser viento y t...