Translate

sábado, 25 de abril de 2015

Mis hijas

Ese hacer
que hace de uno lo que somos
Ese hacer
que abarca
Lo que soñamos
Lo que anhelamos
Lo que aún queda sin resolver

Eso mismo
encontré  en las voces
de mis hijas

El reflejo de nuestras acciones
En sus haceres
En sus libertades y deseos
En sus emociones y en sus dudas

Miro hacia adelante
y veo que hicimos algo
pequeño, minúsculo
imperceptible  
en la vida de la humanidad o del planeta

Pero al menos en sus vidas quedaremos
No como sus acreedores
No como sus opresores o tutores

Sino como quienes tuvieron la enorme
Tarea de acompañarlas a ser mujeres
Y disfrutar en dolor y alegría
Haberlas parido

Para que puedan gozar y honrar la vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Autonomía

Vértices como calibres de dulzura Digo la huella del quijote Cuento lo que habla por mí Intento ser viento y t...