Translate

viernes, 1 de mayo de 2015

Julio 77 Parte 3

Caminé por República de la India en dirección a Las Heras, tenía puesto un abrigo y llevaba los cigarrillos en el bolsillo.  Puse la pistola entre  las medias y el borceguí, no era cuestión de salir así nomás, estaba jugado y  la Plaza Italia estaba sembrada de federales no me iba  a entregar fácilmente. Bordeé el Zoológico  y aún a plena luz del día se veían circulando a los Falcon del Regimiento de Patricios que no querían dormirse, seguían peinando la zona en busca de nosotros o cualquier cosa que les resultara sospechosa. Por la zona no había detenciones a colectivos, eso se daba más en la provincia que en la Capital.  Además no se quería incomodar a los vecinos del Botánico donde también Vivian algunos de los jerarcas del proceso. No me había afeitado y mi barba tenía 3 días que no eran tiempo necesario para que fuera tupida y llamara la atención. Quedamos en encontrarnos en el café de Cramer y Monroe, ahí el Chino me iba a dar el
documento,el pasaporte y el aéreo. Yo que nunca había viajado más lejos que a Montevideo, estaba a punto de irme, no podía pensar en nada, ni siquiera había hecho la ronda de reconocimiento para evitar que el encuentro estuviera vendido, teníamos como rutina  dar dos vueltas a la manzana antes de ubicarnos en cualquier bar o pizzería, estaba todo tan podrido porque con tantos cumpas caídos, nada  nos garantizaba seguridad aunque lo intentásemos. Igualmente me senté apenas llegue, pensé en Juana, negué lo que había pasado, me dije le estamos vendiendo
fruta a los servicios, ella está escondida pero tiramos que cayó para que no la busquen más. Como si  todo funcionara así de simple, con solo desearlo y no pensar en las torturas, o en la delación. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Autonomía

Vértices como calibres de dulzura Digo la huella del quijote Cuento lo que habla por mí Intento ser viento y t...