Translate

lunes, 13 de abril de 2009

Semáforo



Estoy con la mirada perdida, miro pero no puedo fijar
la vista en nada. Me siento tensa y ausente, veo mi cuerpo
flotando de sensaciones, faltan cuarenta cuadras.
Un rayo cae frente a mi, son actores illuminados, jóvenes,
adolescentes, van tomados de la mano, las miradas se
enfrentan una a la otra y caminan con pasos veloces.
Podria imaginar sus nombres, sus gustos, sus barrios y
también a sus familias. Mis ideas van dando vuelta
alrededor de esta parejita, comienzo a caminar con ellos,
los veo corriendo hacia la plaza, se besan sin respirar,
con la excitación de lo nuevo.
El semáforo aún estaba encendido en rojo y
no podía ver otra luz.
Son dos soles, que brotan de la unión de esta pareja,
cada paso es antesala del siguiente, el la besa muy fuerte,
Ella en un intervalo lo toma de la mano,y mientras el
iba acercando la otra mano hacia sus pechos, la vuelve a tomar
en un fuerte abrazo y posando su mano en los pechos de ella,
la apretó fuertemente.
Son jóvenes, libres y no tienen ni tendrán los absurdos
prejuicios que una mujer de cincuenta y un años como yo,
tuvo que soportar todo este tiempo.
El tiempo lentamente iba retrocediendo hasta evaporarse
en un suspiro y en este andar. Gabriela construia lentamente
una zona de no recuerdos en su propia mente. Ahora iban co-
rriendo, siempre tomados de la mano doblaron en la esquina
mucho más rapido de lo que su vista podía seguir,
Cruzaron la plaza, pasaron frente a la Iglesia y le dedicaron
un estruendoso beso a San Joaquín. La carrera no cesaba,
y los autos que pasaban al lado de Gabriela habían enmudecido.
Habían llegado a ese lugar al que Juan nunca accedía a llevarla.
Para que jodés otra vez con eso Gaby, te dije que no me gusta
ir a tirar la plata. Cuando nos conocimos me rogabas para que
yo aceptara.Ella se acercaba a él, lo desvestía con velocidad y torpeza,
él no encontraba forma de quitarle sus prendas íntimas más
rápido. Debe ser la primera vez, quién más sabrá lo que están
haciendo, sabrán cuidarse, le dolerá como me dolió a mi ?
El ya estaba dentro de ella, la había recorrido de memoria
con todo su ser, se movían violentamente, se miraban, se tocaban,
se buscaban y se encontraban.
Una sirena zumbaba al lado de Gabriela y ella manejaba
inconmovible. Habrán acabado juntos, lo harán otra vez,
probarán otra posición. Gabriela estaba a tres minutos
de su casa. No lo puedo creer empezaron de vuelta,
ahora ella está arriba de él.
Juan observaba fijamente el televisor, no hubiera resistido
una encuesta telefónica del medidor de audiencias.
Para Gabriela en ese instante era un mueble más de su casa.
Que hacés Gaby ?
Me voy Juan
Cómo que te vas si recién estás llegando ?
Si, Juan me voy, me voy …
Dale, dale
Me voy Juan
Um, um, si, si.
No,no quiero irme mi amor, quedate acá un rato más, abrazame.
No te duermas, quiero mirarte a los ojos. No te vistas,
besame otra vez.
Chau Juan.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Autonomía

Vértices como calibres de dulzura Digo la huella del quijote Cuento lo que habla por mí Intento ser viento y t...