Translate

sábado, 1 de agosto de 2015

Diagonal Sur




Doce en punto
las campanas revuelven el aire
cortan el viento
retumban pesadas

recibirán miradas
ojos que el reloj necesita.

Los túneles se abren
a cada sonido del campanario

Allí el alma de un esclavo
que se alimenta del batido
de las campanas

aprovecha sus segundos de vida
y recorre pasajes de la
Buenos Aires Colonial

Da pasos acompasados
mira furtivamente
y agazapado
custodia el secreto  escondido
en la Manzana de las Luces.


Cuando todo
se cierne en silencio

la sombra penetra el aire
y oculta la cruz del jesuita
un libro y una alforja

Cada quince minutos
el hombre revive
y recuerda gira piensa
recorre custodia

1776, 1789, 1806, 1809,
1810, suenen campanas
el reino de los no vivos
llega hasta nosotros

1826, 1853, 1863
así hasta ahora

hace algunos años
el se encontró
con muchas bolsas llenas de huesos

esperó y
pacientemente contó
108 cráneos,
108 nombres
108 historias
108 presentes.


Créditos:

 La foto que encabeza esta poesia fue tomada por Marina Rovituso
 cuyo blog pueden visitar en 
 http://www.instanteoscuro.blogspot.com.ar/

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Autonomía

Vértices como calibres de dulzura Digo la huella del quijote Cuento lo que habla por mí Intento ser viento y t...